Todos somos Carromero

carromeroAngel Carromero, dirigente de Nuevas Generaciones del PP, fue condenado en Cuba a la pena de 4 años de prisión por un delito de homicidio imprudente.

El Gobierno de España negoció un Convenio Bilateral con Cuba especialmente para lograr que el Sr. Carromero pudiera cumplir su condena en España, logrando en virtud de dicho Convenio repatriar a España a este alto miembro del Partido gobernante.

Ningun ciudadano español ha merecido, que sepamos, ese privilegio. ¡Todo un tratado especial bilateral en función de un condenado…! Por cierto..,. con un gobierno de izquierda radical como el cubano a quien todos los gobernantes del PP han criticado siempre por no tener en cuenta los derechos humanos…. Menos mal que esta vez sí…! Esta vez, el Gobierno del Sr. Rajoy ha logrado, para uno de los suyos, conseguir que el odiado Gobierno cubano tenga en cuenta los derechos humanos….

El resto de presos españoles que sufren condena en cárceles de otros Países tendrían que gritar unánimemente: “¡Todos somos Carromero! a fin de lograr que el Golbierno español negocie con esos Países convenios especiales para que dichos ciudadanos españoles cumplan el resto de sus condenas en España. º

Si pudieran gritar TODOS SOMOS CARROMERO, que no pueden porque su voz no se oye (no tienen los medios de comunicación de que dispone el Partido del Gobierno) y el Gobierno supiera de su unánime grito de angustia, no movería un dedo, por lo que sugerimos a todos los ciudadanos españoles condenados en cárceles por el mundo que se afilien rápidamente al Partido Popular. Estamos seguros que este gesto de adhesión conmovería de inmediato a la Sra. Esperanza Aguirre, qaue tuvo el morro de afirmar públicamente que en España no habría sido condenado el Sr. Carromero. NO me extraña tal afirmación, que no tuvo la contestación de nadie. No me cabe la menor duda de que no habría fiscal que lo acusara del homicidio imprudente por el que fue condenado por los tribunales cubanos. Pero es que el Ministerio Fiscal depende del Fiscal General del Estado que a su vez lo nombra el Gobierno. Ahora la entiendo, Sra. Agjuirre.

Ya en España ingresó en prisión el 29 de diciembre pasado. Y en la carcel de Segovia. ¡Qué curioso! ¡Qué elección más interesante! Sabemos que fue tratado entre algodones, y recibió desde el primer día visitas de altos dignatarios políticos del PP. ¡Qué suerte, Sr. Carromero!

A los 11 días de estar en prisión española ha sido propuesto para el tercer grado por la prisión segoviana y concedido el régimen de semilibertad. Entre Cuba y España el Sr. Carromero ha estado en prisión 169 días, y le quedan por cumplir 1301. ¡Qué suerte, Sr. Carromero, qué suerte que tiene Vd.!

Y ¡qué poca vergüenza tiene este Gobierno y la Dirección General de Instituciones Penitenciarias, y todo el conjunto de miembros de la prisión de Segovia que han avalado unánimemente la propuesta de concesión de tercer grado con sus beneficios de semilibertad! Para el resto de presos recluídos en las cárceles españolas la ley exige haber cumplido las dos terceras partes de la condena, pero para Carromero solo unos días.

Con un cinismo que provoca la naúsea la propuesta de tercer grado de la prisión segoviana se basa en “tener arraigo famliar, domicilio y empleo”. Yo invito a todos los presos en cárceles españolas, con condenas que no superen los cuatro años de privación de libertad, y que tengan arraigo familiar, domicilio y empleo a que exijan YA MISMO el mismo beneficio obtenido por el preso Sr. Carromero. Invito a todos los abogados de España a denunciar este trato de favor ante los Organismos Internacionales y ante la propia Sociedad Española, con un ¡Basta Ya! A tanto privilegio feudal, a tanto descaro, a tanta desvergüenza, a tanto cinismo, a tanta arbitrariedad.

O el Gobierno promueve para el resto de presos españoles los mismos beneficios que ha concedido a su protegido el Sr. Carromero, o que dimitan todos por promover a sabiendas tal ilegalidad, tal trato de favor contrario al Estado de Derecho. Dimitan todos desde el propio Sr. Rajoy y, si no lo hacen, que la vergüenza y el oprobio tinte de negro sus conciencias -si tuvieran tal cosa- para siempre. Y luchen desde ahora mismo los presos y sus familiares para obtener el mismo trato “humanitario” que ha tenido el dirigente del PP.

El silencio del resto de partidos políticos les hace cómplices.

Francisco Albert
Abogado.

Anuncios

Acerca de Daniel Comin

Trabajando para conseguir recuperar los derechos perdidos No siempre tengo razón, pero cuando la tengo, la tengo
Esta entrada fue publicada en Corrupción, Sociedad y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Todos somos Carromero

  1. José Félix dijo:

    Aquí lo tenéis detallado los indultos : http://www.elindultometro.es/index.html

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s