El país Zombie

Escrache de la PAH
Miembros de la PAH en un escrache

España es un país de Zombies, de eso no hay duda, aunque como es lógico, aun queda algún españolito que no ha sido infectado, pero tiempo al tiempo, que al final todos caerán. Es algo obvio.

Por una parte tenemos una clase política que está conformada por zombies. Básicamente todos son muertos políticos, cadáveres andantes. Es fácil verlo, por su aspecto y sobre todo por su hedor, están ya bastante corruptos, y claro, eso se nota de lejos.

La Cospe dirigiéndose al personal Foto: Psicópatas Corp. http://psicorp.tumblr.com/post/39393120963/cospezombie

La Cospe dirigiéndose al personal
Foto: Psicópatas Corp. http://psicorp.tumblr.com/post/39393120963/cospezombie

Y por otra parte tenemos a unos ciudadanos que son una panda de muertos vivientes. Por un lado están los que fueron hechizados por el sistema y condenados a la muerte civil. Esos locos que compraron casas  a diestro y siniestro, esos que se acercaban a los templos del dinero donde eran infectados con ese virus mortal llamado hipoteca. Y entre esos tenemos dos clases, los que pululan por las calles sin destino y con un gran nivel de agresividad, los desahuciados, que no tienen más futuro que la llegada de algún valiente guerrero que les corte la cabeza. Y por otra parte los paseantes, que salen todos los días a hacer una especie de ronda y que actúan como los vampiros pero al revés, cada noche regresan a su cubil, que es por cierto su cárcel, ¡y encima les gusta! Además de zombies son idiotas.

Luego tenemos a los zombies nómadas, que se pasan el día arriba y abajo sin saber realmente qué hacer, los parados, son zombies que no valen para nada, ni se comen a nadie, ni persiguen a nadie, no dan espectáculo, vamos que no está claro si son zombies o qué, porque pinta de zombies sí tienen.

Reunión de afiliados a sindicatos

Reunión de afiliados a sindicatos

Luego están los zombies que hablan, claro que no dicen nada, son los sindicalistas, estos se parecen mucho a los políticos, pero siguen llevando ropa mala, son un tipo de zombie insulso que pretende alterar a otros zombies. Aun no se ha podido decidir si realmente sirven para algo o son sencillamente extras que hacen bulto.

También hay zombies más divertidos, los yayoflautas, son zombies que están bastante fastidiados, pero al menos no paran quietos, van de un lado al otro asustando (poco) a otros zombies, además juegan a la petanca de forma magistral.

Y luego quedan los que no son zombies, pero ya hay pocos, están huyendo movidos por el pánico a ser infectados y verse convertidos en zombies. En fin, que con suerte desaparecerán todos y dejarán tranquilo el país de los zombies, y es que este país de muertos vivientes no es digno ni de una serie de tipo B, pero bueno, la gracia es que cada día hay más y más zombies, pero a nadie le ha dado por matarlos, y eso que gente con ganas hay, pero afortunadamente cada vez menos.

Dejen en paz a los zombies, que a ellos les gusta ser así, patéticas almas en pena que vagan sin rumbo por la vida sin destino ni propósito.

Anuncios

Acerca de Daniel Comin

Trabajando para conseguir recuperar los derechos perdidos No siempre tengo razón, pero cuando la tengo, la tengo
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s