Bélgica se suma al bombardeo

F-16-belgas-foto-2-via-Forças-de-Defesa-da-BélgicaLo del terrorismo Europeo es algo incomprensible. Los tipos que han realizado atentados en Francia y Bélgica eran franceses y belgas. No era sirios. Es más, ni sus raíces eran sirias, si acaso marroquíes. Pero por una larga lista de motivos, en un determinado momento, a estos ciudadanos europeos se les pasó por la cabeza que eso de poner bombas y matar gente en su país era una buena idea, algo relacionado con creencias religiosas sobrevenidas. Obviamente el motivo es más complejo, pero la conclusión acaba siendo esa.

Y claro, la respuesta de Francia y Bélgica ha sido obvia, ¡vamos a bombardear Siria! Que es más o menos lo que hacen todos, bombardear o invadir a un tercero a quien de forma unilateral se ha metido en el saco. Cuando aquel fatídico 11 de septiembre unos saudíes y yemenies se cargaron las Torres Gemelas de Nueva York, los EE.UU. También hicieron lo obvio, ¡invadir Afganistán!

Eso sin contar las invasiones de Irak, Libia, la barbaridad de Siria, la guerra eterna de Oriente medio, etc, etc, etc,… Todo muy obvio.

¿Por qué Francia no “bombardeó” Francia o Marruecos? No sé, podían haber mandado a los musulmanes a campos de concentración y luego haberlos gaseado, o alguna barbaridad similar ¿O por qué Bélgica no bombardeó Bruselas o Marruecos? Total, si saben dónde están los musulmanes. O más emocionante aún, ¿por qué los EE.UU. no bombardearon Arabia Saudita? Si los que financiaron y organizaron los atentados del 11S eran Saudíes ¿O por qué no mandan a los musulmanes a Guantánamo?

Realmente todo esto es absurdo, si cuando tus propios nacionales se trastornan de forma severa y se dedican a poner bombas y a inmolarse en su propio país, o cuando tus aliados atentan contra ti, ¿por qué narices te llevas por delante a un tercero que no pinta nada? Es como si mi vecina de arriba hiciera ruido por la noche y yo demandara al vecino del edificio de enfrente y este saliera culpable. Seguiría teniendo ruido por la noche, pero eso sí, ¡mi venganza habría sido la leche! Porque al fin y al cabo, el vecino de enfrente es amigo de mi vecina de arriba, ¡que se joda el de enfrente!

¿Y qué ganamos con todo esto? Bien, la gente normal nada, no estamos más seguros, no vivimos mejor, no nada. De hecho, si yo fuera un líder sádico y malvado (Tipo los malvados de James Bond), lo que haría es financiar a cuatro pelagatos, los convertiría en suicidas, les daría formación y medios y luego ya tendría el perfecto campo de cultivo para hacer lo que me diera la gana. Elimino los derechos básicos, creo pánico al musulmán, y además me forro vendiendo armas, controlando países y sus recursos (véase Libia, por poner solo un ejemplo) y jodería sus economías, como por ejemplo el problema de Egipto y el turismo ¡A ver quién es el guapo que se va ahora a ver las pirámides! De esta forma el egipcio ahora debe pedirme dinero, y además, dado que no sabe controlar a sus propios ciudadanos, esos que son todos sospechosos de terrorismo (por el mero hecho de ser egipcios y por tanto musulmanes), además controlo sus servicios de inteligencia. Vamos, que lo de los caballos de Troya es una tontería comparado con el actual modelo.

Visto aquí--> https://twitter.com/especuland/status/692357649225097216

No es Auschwitz en 1942. Es Europa en 2016

Visto aquí–> https://twitter.com/especuland/status/692357649225097216

Pero luego la gente sale a la calle, hace minutos de silencio, pone velas, llora, ilumina edificios con banderas, etc, etc, etc, y mientras tanto, unos cuatro millones de sirios andan vagando por el mundo huyendo de un guerra horrible que no parece acabar nunca. Y por si acaso, los europeos, los que ponemos velitas y rezamos en grupo, asistimos impávidos al drama de esos cuatro millones de personas, que andan huyendo del terror, ese que nosotros tanto denostamos. Pero claro, un belga, o un francés, valen más que un sirio, total, ¿cuantos muertos van ya en Siria? ¿200.000, 300.000? Qué más da, si ya en Irak murieron alrededor de medio millón de personas (o más, vaya usted a saber), total, que las mayores víctimas de ese terrorismo fundamentalista son musulmanes, ¿no son ellos los culpables? ¡Pues que se fastidien! Me parece que el cinismo de los ciudadanos del primer mundo se acaba convirtiendo en ignorancia cobarde. Y encima han conseguido que los ciudadanos “decentes y cristianos” estemos convencidos de que los musulmanes son poco menos que terroristas peligrosos enviados por el mismo Lucifer, y de forma contraria, a los musulmanes que viven en los países que amablemente invadimos para darles “libertad y democracia” acabaran pensando que los “decentes y cristianos” ciudadanos del “mundo libre y avanzado” somos la reencarnación del mismo diablo, ya que fuimos a sus países y los hemos masacrado, enviado al siglo XV de un bombazo y cuando llegan a nuestra puerta llenos de desesperación, miedo, hambre y frío, sencillamente los metemos en campos de refugiados, solo nos falta poner al lado unas cámaras de gas y repetimos la historia otra vez.

Pero consiguen que a través del miedo, pidamos venganza, sangre, muertos, ya saben “Ojo por ojo y el mundo quedará ciego”. Nada mejor que tener una sociedad ciega. En vez de bombardear Siria, el Gobierno Belga quizá debiera mirar a su propia casa, atender a sus ciudadanos, entender qué coño pasó para que un diminuto número de sus ciudadanos decidieran matar a sus propios paisanos, busquen los porqués, no potencien la idea de la venganza para satisfacer el miedo popular, ese que ustedes han creado.

Al final, los ciudadanos del mundo “libre y avanzado” vivimos bajo la dictadura opresiva de miedo y del terror, de los medios de comunicación que nos lavan el cerebro, de un sistema que decide quién es bueno y quién es malo. Cuando aquí el único malo es quien se cree el mismo Dios, decidiendo quien debe vivir, quien debe morir. Y mientras, los ciudadanos seguirán cagados del miedo, de un miedo que no es más que una proyección de sí mismos. Me gustaría a mi ver a europeos huyendo a Marruecos, saltando vallas, pasando hambre y frío y siendo maltratados, mientras los ciudadanos marroquíes se quedan en casa acojonados y muertos del miedo ante la invasión de esos blanquitos fundamentalistas que vienen a violar a sus hijas, a quitarles su trabajo y a imponerles su religión.

Qué difícil es ver la verdad cuando se es ciego.

Anuncios

Acerca de Daniel Comin

Trabajando para conseguir recuperar los derechos perdidos No siempre tengo razón, pero cuando la tengo, la tengo
Esta entrada fue publicada en Crisis y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s