El selfie de la vergüenza

tristezaNo suelo poner este tipo de fotos, y he pensado mucho antes de ponerla. Pero mucha gente la pone en sus muros y en su twitter como algo fantástico, como un selfie estupendo, el mejor de la historia, etc, etc, etc. El selfie de dos niños que no se ríen. Solo imitan, mañana a lo mejor hacen lo mismo con una pistola. Como esos niños que se hacen fotos con un cartel en el que aparece un Pokemon y debajo han escrito “Ven a buscarme y sálvame” .

Al parecer la pobreza de esos niños la pasan por alto, lo hacen porque si ves la pobreza la foto ya no es tan fantástica. Al parecer pasan por alto su historia, lo hacen porque su historia es bien dura, de muerte y guerra y hambre y penurias. Al parecer pasan por alto muchas cosas, y por eso, esos dos niños se hacen un selfie con una zapatilla, porque usted, que compartió la foto desde su smartphone de 400 euros, que le dio un me gusta en su ordenador con pantalla plana, que le pareció una foto genial, usted tiene un concepto alterado de la realidad.

Usted pensó que la foto era muy tierna, seguramente usted tiene sobrepeso, la mitad de sus pertenencias no las necesita, tiene una casa, un automóvil, un empleo, …, usted no es capaz de darse cuenta del drama que encierra esa imagen; así que se convierte en cómplice silencioso de que esos dos niños, y muchos cientos de miles más, sigan causando “ternura” entre gente como usted, mientras ellos, posiblemente, se acaben muriendo de hambre o de enfermedades absurdas que se curan con un fármaco de 10 euros (que ellos no tienen).

Siga siendo feliz, cada vez que vea una foto de esas dele un “Me gusta”, total, ni esos niños le importan un bledo, ni posiblemente nadie le importe un bledo, ni siquiera usted mismo.

Usted, el del me gusta, perdió la compasión que ahora mismo yo siento por usted. Ojalá un día tenga una iluminación que le muestre la verdadera vida, la realidad más profunda, esa que ni ve, ni quiere ver, ni le interesa, usted y sus me gustas de fotos de niños.

Que Dios le perdone a usted y a su ignorancia.

Anuncios

Acerca de Daniel Comin

Trabajando para conseguir recuperar los derechos perdidos No siempre tengo razón, pero cuando la tengo, la tengo
Esta entrada fue publicada en Crisis y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s